Tips cristianos para utilizar las redes sociales

Tips cristianos para utilizar las redes sociales

Si te gustaría aprender a utilizar las redes sociales desde el punto de vista del cristianismo, a continuación podrás encontrar algunos trucos o tips a tener en cuenta para poder utilizarlas de forma correcta.

Cómo utilizar las redes sociales de forma cristiana

Piensa cómo hubiera utilizado el Apóstol Pablo las Redes Sociales si, en su época, hubiese contado con ellas y haz exactamente lo mismo. Los Cristianos, como representantes de Cristo también en la era digital dónde todo el mundo se encuentra cerca de todo el mundo, las distancias se acortan y la gente parece conectar, sin duda, con las nuevas redes cuentan con un elemento especial de gran calidad para poder compartir el mensaje de Cristo. Asimismo, al utilizar las Redes Sociales de forma cotidiana también se debe tener en cuenta el mensaje cristiano, por lo que no debes alejarte nunca de la gente que quieres por iniciar relaciones por internet que resultarán mucho más impersonales. Será interesante acercarte a los que están lejos, pero nunca alejándote de los que están cerca, así que aprende a utilizarlas bien.

No seas hipócrita cuando reces y tampoco en ninguna de las facetas de tu vida en las Redes Sociales. No publiques cosas para que los demás las vean, sino que hazlas de corazón, porque de verdad salen de ti, y si lo crees conveniente publícalas en algunas ocasiones, pero no vendas tu alma por un like o un Me Gusta. No te pierdas en vanidades o sermones hacia los demás, olvidándote de ti. Lo mejor será que también compartas citas destinadas a ti mismo, si de verdad quieres aprovechar bien el tiempo y resultar muy creíble.

Además, otros consejos a tener en cuenta son que no deberías ir agregando a todo el mundo, pues como se explicaba antes, puedes acabar por acercarte excesivamente a gente que está lejos y terminar perdiendo y alejándote de los que de verdad están a tu lado. Agrega a personas que conozcas, y si es posible mejor sólo a aquellas con las que tengas un buen vínculo cercano. ¿Para qué quieres estar rodeado/a de un gran número de falsos amigos/as que pueden traicionarte en cualquier momento?

Tips cristianos para desenvolverte en las redes

“No te empeñes en mostrarte como no eres, en fingir, en mentir, en inventar una vida más grandilocuente que la que verdaderamente tienes y por supuesto no intentes ocultar ser la persona que realmente eres“, nos recomiendan desde el chat cristiano de DosCristianos.com. Tampoco es necesario contar todas tus intimidades, nos siguen aconsejando, pero si vas a mostrarte en las redes sociales mejor que lo hagas tal y como eres, sin añadidos, ni mentiras o lados ocultos. Pero, tampoco te pases de sociable o social, pues no todo debe publicarse. Publica aquello que de verdad quieres contar y consideres relevante, pero preserva tu intimidad.

Demuestra, de forma real y contando verdades, que eres una persona que ocupa su tiempo y su mente de cosas realmente edificantes y que valen la pena, que tienes una vida plena y de calidad. Y por supuesto, el usar las redes de forma responsable no debe traducirse en utilizarlas de forma aburrida, por supuesto puedes divertirte siempre que recuerdes disfrutarlas de manera saludable.

A la hora de compartir diferente tipo de contenido no llenes tus redes de videos estúpidos y de memes absurdos sino intenta compartir noticias, contenido interesante e información de calidad y por supuesto no te olvides del respeto. Que una opinión no te parezca adecuada o no la compartas no debe traducirse en una falta de respeto. Recuerda la máxima “no lo comparto, pero te respeto” y aplícala también a tus redes sociales.

Si empiezas a aplicar todo este tipo de consejos, a cuidar tus palabras y los mensajes que transmites a través de tus redes sociales, sin duda conseguirás hacer un uso mucho más correcto de ellas. Piensa siempre antes de publicar si lo que vas a compartir o a contar está de acuerdo con el cristianismo o resulta adecuado y consigue que tu vida en Internet sea un fiel reflejo de tu vida offline.